COMO SI

Con motivo de mi egreso simultaneo de arte y comunicación, impulsado por ese delicioso pero empalagente dulce de nostalgia y el miedo repentino de que algún día se borre mi disco duro y pierda todos los trabajos que tengo gurdados, doy comienzo a esta nueva serie en Soy Chiquitito.

Prácticos y finales que hice para ambas carreras, con esa sensación de “como si” que otorga el ámbito académico. De paso es una buena excusa para refritar algo cuando no me siento del todo creativo.

Acá dejo una breve reseña sobre la muestra homenaje a Ernesto Farina que se pudo ver el año pasado en la sala principal de la Ciudad de las Artes. Es un trabajo práctico que hice para Historia de las Artes Visuales III.

FARINA
“Poesía Muda”

Ernesto Farina, en su obra, apartando convenciones y lugares comunes, plasmó una interpretación propia, poética del escenario rural cordobés y así logró capturar la esencia del paisaje de nuestra provincia, de su provincia.
La muestra que inauguró en junio en la sala principal de la Ciudad de las Artes es suficiente para notar la singularidad de sus paisajes serranos y percibir el clima que domina en ellos. Escenarios en los que la presencia humana sólo se plasma en sus intervenciones en el espacio, ya que está ausente físicamente. Lugares calmos, de tierras, pasteles y ocres, que muestran el tiempo fuera del tiempo, el espacio infinito de la naturaleza o, como lo denomina el propio artista: “la inmensidad”.
Tomo como ejemplo la obra “Cancha de bochas”, un paisaje con las características inconfundibles de su obra, pero con un elemento particular que acentúa las intenciones del artista. Partiendo del título esperaríamos ver la descripción pictórica de este juego, o al menos ver representado el ánimo lúdico que fomenta la existencia de un espacio de este tipo. En cambio, nos encontramos con un típico paisaje farinesco, con su irregular horizonte serrano y humildes viviendas, interrumpido por un plano rectangular grisáceo de considerables proporciones en su esquina inferior izquierda: un extremo de una cancha de bochas.

 Cancha de Bochas Ernesto Farina – Cancha de Bochas

Así, este elemento se presenta firme, estático y nos oculta su verdadera fisonomía, sólo imaginable gracias al título. Vemos entonces, más que nunca, que la intención del artista es obviar lo cotidiano y anecdótico, en favor de la representación del espíritu intemporal de las sierras. La cancha se transforma en un elemento plástico compositivo de la obra. No es su esencia lo que importa sino la del paisaje que la enmarca. Y ese contraste hace que la quietud del ambiente sea aún más palpable. Una quietud que no desespera a quien contempla, porque es la quietud natural de las cosas. Una calma paciente y sabia.

Anuncios

~ por soychiquitito en noviembre 20, 2007.

Una respuesta to “COMO SI”

  1. […] uno, dos, tres […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: